Dos Caras
52
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-52,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.2.5,qodef-gutenberg--no-touch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive

Dos Caras

Año:
2017

 

Servicios:
Rebranding, diseño gráfico, estrategia, identidad, packaging, publicidad, reglamentación,ADN, comunicación de marca, diseño editorial, diseño industrial, diseño web, 3D,  ilustración, naming, redes sociales

 

Descripción:
Las Dos Caras es una marca yucateca de talcos y otros productos de cuidado personal, con más de 85 años de historia y presencia en el sureste de México. Buscando un crecimiento hacia nuevas plazas y mercados, se desarrolló un proceso de rebranding para su línea de talcos. Los objetivos comerciales de la empresa, es la expansión hacía nuevas plazas y encontrar nuevos consumidores jóvenes y así lograr una presencia competitiva con marcas nacionales e internacionales.

El proyecto de re branding comenzó con un proceso de investigación y planteamientos estratégicos de la marca y su promesa básica, procurando que esta renovación tuviera el enfoque correcto en cada aspecto desarrollado. A partir de los resultados de este proceso, se re diseñó el logotipo, con un estilo suave, delicado y enfocado al público femenino. Parte medular en el replanteamiento de la marca, fue acortar el nombre, eliminando el artículo inicial “Las”, el cual, no genera un valor de identificación rápida. El origen del nombre y logotipo original de Las Dos Caras, deriva de una pintura ubicada en el edificio en donde originalmente se comenzó a vender el producto. La pintura era del dios Jano (mitología romana) y aparecían dos rostros viendo en sentidos opuestos, significando los inicios y los finales, el presente y el futuro.

Adicionalmente, se eliminó la imagen de la Madonna y a su hijo de los empaques. Se había logrado asociar con el nombre durante muchos años, pero no tenía conexión con el presente y era un elemento que proyectaba a la empresa, como una marca anticuada. Se retomó esta idea como la forma de establecer una conexión de la nueva marca, con su historia y su trayectoria. La imagen original de los rostros, se modernizó y se convirtió un ícono lineal para su uso complementario.

Uno de los objetivos de la renovación de la marca, era proyectar una imagen suave, familiar, actual y con una personalidad propia. Se crearon nuevos envases y etiquetas con un estilo más moderno y limpio, alineados al nuevo enfoque. De igual forma, se crearon elementos visuales abstractos en colores y formas, para cada presentación, proyectando sus cualidades y al usuario a quien estuvieran dirigidas. La presentación del producto en sus inicios, era la caja de cartón. A pesar de evolucionar a envases más modernos, la caja ha permanecido y sigue siendo popular entre los consumidores.

La talquera Dos Caras fue muy bien recibida desde su re lanzamiento, pues salió del mercado por algunos años y los clientes de corazón, habían estado esperando su regreso. Se creó una campaña de re lanzamiento, tanto offline, como online, a fin de comunicar el cambio de imagen a los consumidores. Al ser un producto emblemático y reconocido en el sureste de México, se decidió usar la comparativa de la imagen anterior, junto a la nueva, buscando claridad en la presentación de la nueva imagen. La campaña de redes sociales estuvo basada en una serie de 6 videos. La intención fue recordar la importancia del uso del talco, presentando en cada uno, una alternativa más allá de sus usos evidentes.

La respuesta generada a partir del re lanzamiento, fue excelente. La marca, que había estado callada durante mucho tiempo, recibió una ola de comentarios positivos, felicitaciones y expresiones de amor por el producto y su re lanzamiento. Su comunidad digital tuvo un crecimiento exponencial y aumentó su posicionamiento en un mercado más joven, quien al recordar la marca presente en su familia, ahora decide usarla.

Dos Caras había formado parte de las familias por tradición y con una imagen más fresca hacia las nuevas generaciones, ahora está más presente en la mente y el corazón de sus consumidores potenciales.

 

Colaboraciones:
Clips – Érase una vez

Modelado 3D – Magic Hammer